CONTROL PARENTAL EN EL HOGAR

Las nuevas tecnologías forman parte de nuestro día a día, en mayor o menor medida, todos la usamos a diario, sobre todo los jóvenes que han nacido con ella.

Si se utiliza adecuadamente, la tecnología es una potente herramienta de aprendizaje pero si no aprendemos a usarla de forma correcta, se convierte en un arma de doble filo.

Estos son solo algunos de los trastornos que el mal uso de internet y de las tecnologías pueden causar a niños y jóvenes:

  • Conductas adictivas

  • Pérdida de la sociabilización

  • Depresión, ansiedad infantil

  • Conductas agresivas

  • Sedentarismo

  • Problemas de sueño o de visión por el uso excesivo de las pantallas.

¿Cómo podemos prevenir estos problemas?

No se trata de prohibir el uso de internet en la era tecnológica sino de educar para que nuestros hijos aprendan a hacer un buen uso de la red. También es necesario poner algunos límites y supervisar a nuestros hijos.

Los padres ya no pueden excusarse, necesitan actualizarse, ponerse al día para eliminar la brecha tecnológica que aún hoy es una realidad y tomar medidas para prevenir cualquier problema futuro.

¿Qué herramientas sencillas tenemos a nuestro alcance para empezar?

No te preocupes si no sabes por dónde empezar, tienes un montón de herramientas sencillas a tu alcance.

A continuación te hacemos un breve resumen de las más importantes.

Herramienta de control parental de Windows 10

En tu ordenador de casa, puedes fácilmente configurar el control parental de Windows 10. 

Se trata de crear una cuenta de usuario para los hijos y otra que sea de administrador para los padres. Si tienes hijos de edades muy diferentes puedes crear una cuenta por cada hijo y así podrás ajustar mejor los permisos que quieres darle a cada cuenta de usuario.

Una vez creadas las cuentas puedes ajustar cosas como:

  • El límite de tiempo de uso del ordenador: puedes asignar un horario de uso diferente para cada día de la semana.

  • Bloquear el acceso al contenido inapropiado: puedes bloquear las webs que no quieres que visiten tus hijos, como web con violencia, sexo o por ejemplo el acceso a  las redes sociales si son menores de 14 años.

  • Controlar las aplicaciones o juegos que pueden o no descargar tus hijos

Youtube Kids

Si tus hijos aún son pequeños y solo usan Youtube de vez en cuando para ver los dibujos, descarga Youtube Kids y crea un perfil para tu hijo. Así te aseguras de que no le va a salir ningún contenido inapropiado para su edad.

Con esta aplicación también puedes configurar un limitador de tiempo de uso diario.

Family Link 

Family Link es una herramienta de control parental que ha creado Google. Es gratuita y consiste en vincular tu móvil con el móvil de tu hijo, luego solo tienes que configurarlo dependiendo de la edad y responsabilidad de tu hijo.

Sirve también para la tablet y tiene funciones parecidas a las anteriores:

  • Permite crear cuentas de Google para menores de 13 años.

  • Supervisa la instalación de aplicaciones en el dispositivo del menor.

  • Gestiona el tiempo de uso.

  • Permite filtrar los contenidos inadecuados para menores.

Control Parental en Internet Explorer

Ejecuta Internet Explorer y haz clic en el menú “Herramientas” en la parte superior del navegador. Muévete hacia abajo y selecciona “Opciones de Internet” para ejecutar la consola de opciones del navegador.

Haz clic en la pestaña “Contenido” y en “Habilitar” bajo “Asesor de contenido“. Esto te permitirá configurar el control parental en tu navegador.

Haz clic en la pestaña “General” y selecciona “Crear contraseña“. Teclea tu contraseña y después vuelve a teclearla para confirmarla. Haz clic en “Aceptar” para guardar los cambios. Una vez que hayas creado una contraseña, deberás teclearla cada vez que quieras hacer ajustes en el control parental.

Selecciona la pestaña “Clasificación“. Haz clic sobre la categoría que quieres ajustar y mueve la barra a la izquierda o derecha para escoger un nivel de bloqueo. Por ejemplo, selecciona una categoría como desnudez y utiliza la barra para seleccionar en qué grado es aceptable o inaceptable en tu navegador.

Haz clic en la pestaña “Sitios autorizados” si quieres añadir páginas web a la lista de excepciones. Teclea la dirección de la página a la que quieres que tus hijos puedan tener acceso.

Haz clic en “Aplicar” para guardar los cambios cuando hayas terminado. Pulsa “Aceptar” para cerrar la consola de opciones del navegador. Reinicia tu navegador para terminar el proceso.

Control Parental en Google Play

Cuando activas los controles parentales, puedes restringir qué contenido se puede descargar o comprar desde Google Play en función del nivel de madurez del usuario.

Para miembros de la familia que administran su propia cuenta

Cómo funcionan los controles parentales de Google Play

  • Los controles parentales solo se aplican al dispositivo Android en el que los agregas. Para agregarlos en otros dispositivos, repite los pasos que se detallan a continuación en cada uno de ellos.
  • Si un dispositivo tiene varios usuarios, puedes configurar controles parentales diferentes para cada persona.
  • La persona que configura los controles parentales creará un PIN que debe ingresarse para quitarlos o cambiarlos.

Cómo configurar controles parentales

  1. Abre la app de Play Store   en el dispositivo en el que quieras configurar los controles parentales.
  2. En la esquina superior izquierda, presiona Menú     Configuración   Controles parentales.
  3. Activa “Controles parentales”.
  4. Crea un PIN. Así evitarás que las personas que no lo sepan cambien tu configuración de controles parentales. Si configuras controles parentales en el dispositivo de tu hijo, elige un PIN que él no conozca.
  5. Presiona el tipo de contenido que quieras filtrar.
  6. Elige cómo filtrar o restringir el acceso.

Una vez que hayas configurado los controles parentales, puedes activarlos o desactivarlos. Cuando los vuelvas a activar y crees un PIN nuevo, se aplicará tu configuración anterior. Así podrás compartir el dispositivo con personas que no necesiten controles parentales.

Para miembros de la familia cuyas cuentas se administran con Family Link

Si la cuenta de Google de tu hijo se administra con Family Link, puedes configurarle los controles parentales.

Cómo funcionan los controles parentales de Google Play

  • Los controles parentales funcionan en dispositivos Android en los que tu hijo accede a su cuenta de Google.
  • Uno de los padres del grupo familiar debe usar la contraseña de su cuenta de Google para establecer o cambiar la configuración de controles parentales de su hijo.

Cómo configurar controles parentales

  1. Abre la app de Family Link  .
  2. Selecciona a tu hijo.
  3. En la tarjeta “Configuración”, presiona Administrar configuración   Controles de Google Play.
  4. Presiona el tipo de contenido que quieras filtrar.
  5. Elige cómo filtrar o restringir el acceso.

Nota: También puedes administrar esta configuración haciendo clic en el nombre de tu hijo en families.google.com.

Nota: Los controles parentales no evitan que se muestre contenido restringido en resultados de la búsqueda o al acceder por medio de un vínculo directo.

Cómo funcionan los controles parentales

El funcionamiento de los controles parentales varía en las apps y los juegos, la música, las películas, la televisión y los libros. Consulta las secciones a continuación para obtener más información.

Nota: Los controles parentales para cada tipo de contenido no están disponibles en todos los países. Si viajas a una región donde no lo están, es probable que no funcionen hasta que regreses a tu país.

Estas son algunas aplicaciones gratuitas que tienes a tu alcance pero en el mercado hay otras muchas aplicaciones de pago que permiten un control aún más exhaustivo.

INTERNET ACTIVO, S.A., cuenta con diversas opciones para control parental a través de nuestros dispositivos de la marca Mikrotik, los cuales permiten un control completo del contenido que puede llegar a todos y cada uno de los usuarios de nuestra Red Local.

Para mayor información sobre este servicio, llamar a nuestras oficinas, o contactarnos por medio del sitio de soporte, emitiendo un Ticket para contactarle.

Pero recuerda, las herramientas no sirven de nada si no se trabaja la educación en casa. Solo hay que usar la lógica, hablar con nuestros hijos y establecer unas normas básicas de uso de la tecnología en el hogar. 

Por ejemplo, algunas medidas sencillas pero muy importantes para evitar problemas en casa pueden ser:

  • Poner el ordenador de casa en el salón o cualquier otra habitación común.

  • Dejar el móvil fuera del dormitorio cuando los jóvenes se van a dormir.

  • No usar la tecnología cuando nos sentamos para comer.

  • No dejar usar el ordenador, videojuegos, etc. hasta que no se han terminado las tareas de casa o los deberes.

Es vital tener una comunicación fluida con ellos, sobre todo cuando están en la pre-adolescencia o adolescencia, cuando más complicada es la relación y comunicación fluida con los padres.

Tenemos que preguntarles qué cosas buscan en internet, qué cosas comparten, si son conscientes de la importancia de la privacidad y cómo puede afectar a su futuro una exposición excesiva de su vida personal en la red.

No olvides que el mejor ejemplo para tus hijos eres tú.